Opinión

Rosca de pascuas

Elecciones 2017: la gran rosca de Pascuas
Nuevos candidatos, frentes que surgen y otros que se desarman. Estas Pascuas son las más movidas de los últimos años

No parece otoño, pero lo es, y esa indeterminación en las estaciones parece inundar todos los movimientos que los partidos políticos llevan adelante en los últimos días, pero estas indefiniciones no sólo están circunscritas a la elección de los candidatos, sino y lo más grave, afectan a las posiciones políticas y las posturas ideológicas de sus integrantes.

“Todos juntos, sin preguntar demasiado”, parece ser el pensamiento rector a la hora concretar frentes políticos en estas pascuas; alianzas que están más definidas por la necesidad de “estar”, que la de encontrar soluciones a la provincia. Todo el esfuerzo está destinado a conseguir votos para tener algo de poder, lo demás es accesorio.

Hoy la lucha para las elecciones 2017 no se da dentro del peronismo, el campo de batalla es Cambiemos y no porque sean la opción más rutilante o el grupo más poderoso, sino simplemente porque es la herramienta necesaria para poder tener peso en el escenario nacional. “Todos somos macristas. Hay macristas peronistas, macristas radicales, pero todos somos macristas”, decía con sorna y un dejo de amargura un legislador justicialista, y plasmaba una pintura cruel de los tiempos en que se vive, según información a la que pudo acceder Elintra.com.ar.

Un funcionario confiaba: “la idea es sencilla, garantizar tres diputados nacionales para el Presidente, mostrar un gobierno provincial y fuerte y con mucha aceptación en Salta”. Es en definitiva el gran objetivo del frente político en el que confluirían todas las corrientes políticas de la provincia, menos el Partido Obrero, que desde el Grand Bourg tratan de llevar adelante, pero que con el paso de los días parece alejarse cada vez más.

Para crear un frente lo primero es dejar contentos a la mayor parte de sus integrantes, algo increíblemente difícil, en especial en política; en otras palabras: siempre es “poca el agua bendita para tantos diablos”. Para colmo, el combate se da en un marco muy acotado: los diputados nacionales. Este año Salta renueva tres de sus siete representantes en el Congreso de la Nación y los interesados en el trabajo, por el momento, son cinco.

Guillermo Durand Cornejo, Betina Romero, Mariano Ovejero, Andrés Zottos y Mario Mimessi, son los que quieren ocupar las bancas nacionales. A excepción del radical tartagalense Mario Mimessi, todos los otros fueron socios entre ellos y del peronismo en algún momento y todos, tienen buena relación o son parte del gobierno nacional.

La buena relación entre el gobernador Juan Manuel Urtubey y el senador Juan Carlos Romero, lleva tranquilidad a las filas peronistas, pero plantea problemas de difícil resolución, el principal de ellos es saber quiénes ocuparan los cargos más importantes en los próximos meses. Para muchos la solución se encontraba en la conformación de una lista única, en donde el primer lugar lo pondría el Grand Bourg y el segundo estaría reservado para la hija del senador Romero, Betina; pero el problema es que ella es funcionaria nacional y del PRO.

Si el frente único prosperaba los problemas no existían, pero ese proyecto cae en picada desde que los radicales fijaron su posición: “No haremos alianzas con ningún sector del justicialismo en Salta”, después siguió la “rebelión” en el PRO, que puso en jaque la estrategia de alianza con el intendente Gustavo Sáenz de su presidente Martín de los Ríos y el alejamiento del Partido de la Victoria que lidera el intendente de Tartagal, Sergio Leavy. Hoy el “Gran frente”, es casi una anécdota para muchos.

Si bien el frente no madura, sus integrantes siguen en carrera, pero el asunto es encontrar donde avanzar. “Hay más interés en armar Cambiemos en el peronismo que dentro de la UCR y del PRO. Si se arma el frente, los radicales van a interna con su candidato, los del PRO llevarán a Guillermo Durand Cornejo y a Betina Romero y todo el aparato del Grand Bourg y el romerismo vuelca la balanza a su favor. Resultado: Urtubey y Romero tienen todos los diputados nacionales, los radicales se van llorar viendo telenovelas y el PRO desaparece”, elucubraba un viejo “rosquero” renovador.

La idea de buscar un candidato extrapartidario es casi un anacronismo en la Unión Cívica Radical salteña desde que apoyaron a Bernardo Biella en 2011. El galeno siempre se declaró radical en Buenos Aires, pero nunca hizo lo mismo en Salta, algo que no gustó demasiado a los radicales, pero lo que le ganó el repudio generalizado fue cuando se bajó de candidatura a senador nacional en 2013. Por primera vez en su historia la UCR Salta no participaba en una elección y eso no lo perdonan.

A diferencia de los radicales, en el PRO si buscan candidatos por fuera. Martín de los Ríos jugó su última carta al nominar al empresario periodístico Martín Grande, como candidato a diputado nacional. Grande desmintió que “por el momento” sea candidato, pero fue incluido en la Mesa de Conducción Nacional del PRO. “Solamente la Cenicienta tuvo un ascenso tan meteórico como Martín Grande en el PRO”, comentó con sarcasmo un miembro del grupo “Cambiemos de Verdad”, sector interno del frente oficialista nacional que se opone a las alianzas con el peronismo.

La inclusión de Grande generó malestar en el interior del PRO, ya que “nuevamente quieren imponer un candidato sin consultar a nadie. Si no fuese por la prensa no nos enterábamos que Martín Grande era nuestro candidato, ni que se trasformó en un dirigente de peso en nuestro partido”, dijo la misma fuente. Martín Grande fue candidato a intendente de la ciudad de Salta por Salta somos Todos, del diputado nacional Alfredo Olmedo.

“No es asunto nuestro, no podemos opinar ni objetar a nadie porque no nos corresponde hacerlo; es una decisión de otro partido, una elección del PRO, pero si decidimos ir en una alianza en Cambiemos, difícilmente Martín Grande represente a los radicales”, sostuvo el diputado provincial Humberto Vázquez y encendió las alarmas y puso reparos en un encuentro partidario para apoyar la candidatura de Martín Grande.

Los radicales, como muy pocas veces en su historia, están unificados, con sus rencillas inevitables, pero unidos y en concordancia en sostener que no van a establecer una alianza con el peronismo. Es tal el convencimiento que se tiene dentro de la UCR, que ya comenzaron las primeras negociaciones para llegar a una posible PASO con una sola lista radical, o bien “discutir todos juntos una lista con candidatos de otros partidos afines”.

Si bien no tienen un candidato puesto, por el momento el que más suena es Mario Mimessi, concejal de Tartagal y artífice del primer triunfo de la UCR en esa ciudad desde 1983, pero aún no está dicha la última palabra. Lo que sí es un hecho, es que hasta tanto se firme y se conforme Cambiemos en Salta, los radicales, sin internas desgastantes de por medio, avanzan en toda la provincia armando su aparato para las elecciones que vienen.

Todos unidos cambiaremos

Dentro del peronismo, la confusión y la falta de definiciones es más notoria que dentro del PRO y la idea de sumarse al macrismo ya no genera tanta “repulsión” como hasta hace unos meses. Manuel Santiago Godoy, presidente de la Cámara de Diputados y presidente de la Comisión de Acción Política (CAP) del Partido Justicialista afirmó días atrás que: “El límite para conformar alianzas es Cambiemos”.

La frase, dura y tajante, fue flexibilizada tras asistir al acto de la inauguración del Museo de Güemes en donde estuvo invitado el presidente de la Nación, Mauricio Macri y ahora sus palabras suenan tan aperturistas como las usadas en el discurso del Gobernador Juan Manuel Urtubey. “El límite es Cambiemos y veo difícil la llegada de sus integrantes a nuestro espacio, sobre todo en las elecciones provinciales, pero si se diera el caso, será bajo nuestras reglas”. Como decía Groucho Marx: “Estos son mis principios. Si no les gustan, tengo otros”.

En tanto el único candidato salido de las filas urtubeicistas, el ministro de Turismo, Mariano Ovejero, confesó que a pesar de su publicitada candidatura, “Todavía no hemos hablado con el jefe”, pero reconoció que cuenta con todo el apoyo del gabinete provincial. “Es algo que me interesa y agradezco la confianza de los otros muchachos (por los ministros) de la provincia” indicó Ovejero en FM Capital.

Todavía falta saber que dirá “El jefe”, sobre todo esto.

Fuente: El Intransigente

0 comments on “Rosca de pascuas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: