Provincial SP

Una Salta de pie

El ministro de Gobierno, Marcelo López Arias, consideró en una entrevista que se han tomado decisiones duras y firmes en reducción de gastos.

– ¿Le sorprendió que el gobernador lo convoque para asumir en el Ministerio de Gobierno?

– No me lo esperaba, pero tampoco es que me haya sorprendido. Yo estaba colaborando en el área de relaciones internacionales de la provincia, haciendo una tarea, realmente que creo que es muy útil, logramos abrir muchos mercados para nuestros productores, pero el gobernador me llamo y me dijo que necesitaba que me ocupe de otra área, de otro tema y por supuesto yo estoy a disposición de él, donde pueda ser más útil. El cómo gobernador es quien tiene que ver y asignar las funciones, así que acepté sin dudarlo. Es un gran desafío, es un ministerio grande y complejo, pero lo vamos a enfrentar con todas las ganas, tratando por sobre todo de armar un buen equipo, porque evidentemente yo solo no voy a poder atender tantas cosas.

– ¿Tenía conocimiento que este Ministerio concitaba tantas áreas y temas diversos?

– Fue una sorpresa, porque pensé que iba a ser una cosa más chica, un Ministerio más político, pero después se ratificó que tengo a mi cargo todo el Servicio Penitenciario, el área de Justicia, lo que era el ministerio, mas todo el área de Derechos Humanos con la complejidad de muchos temas; temas que algunos que son una pluralidad absoluta como lo es el de asistencia a la víctima de violencia de género, de todo lo que es la lucha contra la discriminación, y además se me sumó a último momento, todo el tema de Asuntos Municipales, que es un tema demasiado complejo porque significa atender esta área vital, que es la primera trinchera de la política en la gente, que son los municipios.
Es muy amplio, estoy tratando de armar un equipo, sosteniendo a la mayoría que ya estaba. Y no llegue con la idea de meter amigos por la ventana sino de tener un equipo que funcione. La mayoría de la gente que estaba ahí, son gente joven y muy valiosa, a algunos le asigne funciones, a otros no, pero es un equipo que está funcionando, que conoce las cosas, y que a partir de los hechos, queremos profundizar y mejorar todavía la política.

– Mucho se habla del recambio generacional, ¿considera que tiene experiencia para aportar?

– Yo me siento un poco el anciano de la tribu, porque todos en el equipo son jóvenes, y creo que una de las tareas, uno lo que tiene que hacer, es tratar de organizar este recambio, de ayudarlos a que se capaciten, a que vayan ocupando lugares en la toma de decisión, todas las nuevas generaciones que están esperando y que hay muchas cualidades y buenas condiciones.

– Si hubiese ganado el frente oficialista el 22 de octubre, si hubiesen sido otros los resultados ¿quien se iba a hacer cargo del ajuste que tenía que venir si o si en la provincia?

– El tema de la situación económica de la provincia, es verdad que está muy complicada. La provincia de Salta durante la mayor parte de la gestión del gobernador Urtubey, mantuvo un equilibrio fiscal, fue una cosa equilibrada, lo que le permitió realmente tener acceso a créditos con muy buena tasa, hacer inversiones.

En los últimos 2 o 3 años, hubo una recesión y caída de la actividad, no solo en Salta sino en todo el país, que provoco que al caer el consumo, cae el IVA, las recaudaciones, caen las actividades económicas, y esto provocó una caída de los ingresos tanto en la Nación como en la Provincia.

Uno ve en la Nación, tienen un déficit fenomenal, monstruoso, si uno lo suma al déficit fiscal, los intereses se están pagando con Lebac, etc.. ya están cerca del 10% del producto bruto, lo cual es una cosa inédita; pero la Nación tiene posibilidad de acceder a créditos externos, la provincia no. Nosotros tenemos la obligación de ser muy racionales, y si han caído los ingresos, tenemos que acomodarnos para darle mucha mayor eficiencia al Estado, con menos costos para acomodarnos a esta circunstancia, porque nosotros ni emitimos moneda ni podemos salir a buscar crédito externo.

Estamos tratando de hacer una reestructuración del Estado, y esto quieren aclarar, que no va contra los trabajadores de la administración pública; en todo caso los que tenemos que pagar más costo somos los funcionarios. Se está queriendo reducir y dar más eficiencia a la estructura burocrática del Estado, que no es lo mismo, y es por eso que hoy tengo a mi cargo tres ministerios, porque se eliminaron dos. Se ha tratado de reducir los ministerios, poner la producción y el trabajo por distinto lados, ahora son un solo Ministerio, estamos eliminando secretarias y sub secretarias y es una forma de ir bajando el gasto, sin afectar al persona de la administración pública. Sería una irresponsabilidad de nuestra parte, ponernos a gastar más de lo que tenemos porque esto a la larga o a la corta provocaría una crisis peor. Hoy estamos en condiciones de atenderlas, se ha tomado decisiones algunas duras y firmes, pero que son un camino de salida, así que estoy seguro que vamos a salir adelante. Con Urtubey dejaremos una provincia en pie

– Estamos volviendo a hablar de ajuste, importaciones, flexibilización laboral, nada de industria nacional ,etc.. ¿Volvimos a los 90’ en términos políticos económicos?

– No, yo creo que no. Creo que son situaciones distintas las que estamos viviendo en todo aspecto. En ese momento había el famoso consenso de Washington, el poder dominante en el mundo cuando Alfonsín por quien tengo el enorme respeto, intento tener una política autónoma respecto a la deuda externa, que provocaron una crisis financiera en gran medida, el motivo de la crisis del gobierno de Alfonsín; el consenso, la globalización era una cosa brava en todo el mundo. La Argentina en ese momento se abrió totalmente con el agravante que al tener un tipo de cambio fijo, (y es algo que lo discutimos con Cavallo en esa época) poco a poco todas las economías regionales, industrias fueron quedando fuera de juego y después desaparecieron muchos sectores de la actividad económica.

Hoy es un momento totalmente distinto, creo que el gobierno actual está buscando por medio de medidas graduales, no tiene mayoría en el Congreso lo cual lo obliga a tener que discutir, y le da a los gobernadores y al peronismo, la posibilidad de ser una oposición seria y responsable, que las cosas que sean buenas para el país. Acuerda y en la luz del día, y donde vemos que hay cosas que se equivoca, uno no pone palos en las ruedas sino plantea alternativas superadoras que mejoren las cosas. Es una muestra de madurez política y un país para salir adelante tiene que tener un gobierno serio y una oposición seria y responsable. Este es el papel que nos va a tocar a los peronistas, tratar de reconstituir esa oposición seria y responsable capaz de plantear sus diferencias sin ser golpista, y al mismo tiempo de crear una alternativa de recambio de poder para el 2019.

– ¿Después del kirchnerismo, la alternativa era Mauricio Macri?

– Yo como peronista lo apoyé a Scioli y esto está fuera de duda. La gente votó por Macri y hay que reconocerlo, la Democracia es de un presidente que esa legitimado por el voto popular. Nosotros podemos tener toda la diferencia que se quiera, pero lo que no podemos es negar la legitimidad, lo ha ratificado en esta última elección.

– Cada vez que el justicialismo en Salta pierde alguna elección, siempre dicen que van a analizar y volver a las bases, luego se olvidan. ¿Cómo se sale de esta crisis?

– Nosotros vivimos en la crisis, lo que nosotros estamos viviendo es algo muy parecido a lo que fue la renovación peronista. Cuando ganó Alfonsín en el 83’ realmente el peronismo entro en una crisis espantosa, una mezcolanza. Luego se hizo la renovación peronista, se abrió la discusión, dirigentes de todos los sectores se animaron, hicieron sus propuestas y tuvo un recambio generacional muy importante. Que haya después salido electo Menem, haya tomado decisiones que luego terminaron perjudicando al país, es otra historia. Lo cual por suerte en el Congreso, yo a pesar de ser autoridad de la Cámara y ser parte de lo que habíamos llamado Sub Bloque Federal dentro del bloque, hay medidas que voté en contra y que estuve en desacuerdo.

Ese proceso de renovación tiene que hacerse ahora, nosotros necesitamos abrir la discusión; hay dirigentes de todo el país que están planteando lo mismo. Hoy en este estado de dispersión, el peronismo no es alternativa de poder, pero si nosotros logramos juntar de nuevo a la gente, abrir la puerta, abrir a la discusión, que cada uno venga con sus posición y podamos dar claridad de cuál es el mensaje y la propuesta del peronismo, creo que lo podemos fortalecer y volver a ser una alternativa de gobierno en corto plazo.

Una de las figuras realmente destacadas en el país, es la del gobernador Juan Manuel Urtubey.

– A nivel local no se ve la renovación, buscaron candidatos prestados que tampoco los beneficiaron…

– En realidad en las elecciones provinciales, en la categoría que se votaba por el voto electrónico no perdimos, perdimos en candidatos nacionales. Obviamente el gobernador salió a reconocer, fue el primer gobernador de la provincia en reconocer la derrota, cosa que hizo muy bien en hacerlo así, había que respetar el voto popular. Pero también digamos que hubo dos tipos de votos diferenciados, los cargos locales y nacionales. En los cargos provinciales, el peronismo mantiene la mayoría en la Cámara, hizo una buena elección, no es que estuvimos totalmente ilegitimados ni mucho menos. El gobernador Urtubey sigue siendo la figura con mejor imagen en la provincia.

Ahora tenemos que ser conscientes, que a pesar que podríamos aferrarnos a eso hay que reconocer que las cosas no salieron como queríamos , que hay que abrir las puertas, recuperar el peronismo, pero es una unidad que no sea deformidad, sino una unidad donde uno venga, plantee y sea respetado cuando plantea posiciones diferentes a la de los demás.

– Dentro de su cargo que es el del ministro político, ¿va a buscar nuclear nuevamente el frente oficialista como por ejemplo invitando al FPV a formar parte?

– Yo creo que están convocados todos. Lo que sí yo aclaro, que en lo que yo no estaría nunca de acuerdo, es que nos introduzcan un tipo de conducción vertical, autoritaria y que cometió muchos errores, porque perdió todas las últimas elecciones como es en el caso de CFK. Lo que yo no admitiría es que venga el bagaje de imponer ese tipo de cosas en el partido. Creo que la sede está muy abierta, para todos, el FPV incluido, que vengan, que discutamos aquí y veamos qué es lo que le conviene para el partido, y a partir de ahí formaremos una propuesta. Pero tiene que ser una renovación absolutamente democrática del partidos, donde todos discutamos y nadie pretenda venir a ejercer un liderazgo casi divino que yo creo que no estamos en condiciones de aceptar y no sería bueno ni para el país, ni para el partido.

– ¿En su momento la votó a Cristina?

– La primera vez sí. Yo tengo el orgullo del gobierno de Néstor Kirchner, donde fuí autoridad del Senado, estuve a cargo del Senado bastante tiempo y colaboré activamente en todo el gobierno de Néstor para consolidar. No nos olvidemos que ese proceso lo inicio Duhalde, y fue quien empezó a poner en pie el país, inclusive Kircher heredó al ministro Lavagna que era el ministro estrella de ese momento, se lo heredó Kirchner y estuvo con el casi en toda su gestión.

Yo apoyé, era imprescindible fortalecer el poder presidencial después de la crisis del 2001, lo apoye si dudar y estoy orgulloso del poder que cumplí en ese periodo. Luego cuando venía Cristina también apoyé porque estaba convencido que CFK iba a corregir algunas desprolijidades institucionales que cometía Néstor, pero que iba a continuar la política que había tenido Néstor Kirchner, y mi sorpresa fue que fue exactamente al revés, cambio todo.

Los famosos superávit gemelos, los tipos de cambios competitivos que sostenía Néstor Kirchner como una bandera, se pasó a una cosa totalmente distinta.

Además, a mí me pidieron que vaya y me haga cargo de los ferrocarriles y encontré realmente que era una cueva de corrupción y hacer cosas era imposible, así que al final termine renunciando y me fui, y termine presidiendo un bloque de peronismo no Kirchnerista en el cual estaba Graciela Caamaño, la gente de Das Neves, algunos cordobeses, hasta el final de mi periodo legislativo. También siempre tratando de ser constructivo, aun con la presidenta de CFK, nunca petardeamos, pero sí hubo duras discusiones en el debate, ya que no era muy admitido que digamos.

– Usted fue un importante legislador nacional, ¿qué opinión le merece la reforma del Código Penal que se viene?

– Es imprescindible. El Código Penal es un mamarracho total ahora, tiene artículos contradictorios, penas que no son equilibradas para nada, no se ha modernizado adaptándose para recibir nuevo delitos como los informáticos, lo que son las bandas del narcotráfico, no está actualizado para nada; además de eso tiene como 900 leyes especiales, leyes penales, que introdujeron reformas, establecen penas, muchas de ellas contradictorias. Es imprescindible hacer una reforma en serio, modernizarlo al Código Penal. El grupo de gente que está trabajando es un grupo muy serio, a algunos de ellos los conozco ya que trabajé con ellos en la época del Congreso, y tengo la esperanza que puedan modificar una ley que es un mamarracho total.

Hoy nadie sabe exactamente en qué consiste el Código Penal porque son tantos los agregados y modificaciones que se les ha hecho, que ni el más experto de los abogados, puede solamente recolectar y ver todas las leyes complementarias, modificatorias, es un trabajo que le llevó meses a esta Comisión que está tratando de ordenar el Código. Espero que tengan éxito, es bueno, es el Código que protege los intereses de la sociedad, las otras legislaciones reglan los problemas de los privados, en este caso es la defensa de la sociedad la que está en juego así que espero que hagan un buen trabajo.

– ¿Cuál va a ser la relación con la Municipalidad de Salta?

– Yo he participado en la reunión del intendente con el gobernador, y le aclaro que en esa reunión ni se habló del tema de los cargos legislativos como se salió a hablar después; lo que hablamos fue una cosa muy constructiva, lo que quedamos es en que no tenía sentido en estar superponiendo esfuerzos entre la provincia y el municipio y que teníamos que identificar un conjunto de obras, las más necesarias para la población, para que podamos trabajar juntos. Ahora los técnicos se iban a reunir para acabar de revisar las características de este tipo de obras. Pero no hablamos de ningún acuerdo político ni nada de eso, ni ningún tipo de conturvenio como se salió a decir, solamente poniéndonos de acuerdo en cuáles son las obras más importantes para Salta Capital y poder trabajar en conjunto con el intendente, más allá que cada uno mantenga su posición política.

– ¿Para eso era necesario disolver el área metropolitana?

– Nosotros creemos que justamente no vamos a superponer esfuerzos a la Municipalidad, no tenía sentido seguir haciendo obras a nuestro criterio, sin acordar con la Municipalidad; entonces la idea es a partir de ahora, poder conversar con la Municipalidad. Uno de los temas que hemos hablado fue el tema de Aguas del Norte, donde queremos que la Municipalidad y los municipios del interior, tengan un representante en el directorio, para que puedan participar de la planificación, que acabemos con esta cosa absurda que acaba de pavimentar una calle el intendente y viene Aguas del Norte a romper para cambiar una cañería. Hay que planificar de manera que esto no ocurra y la idea es que sea parte de la planificación y organización los municipios. El ánimo de colaboración es muy grande, hemos visto una muy buena actitud de parte del intendente Sáenz así que creo que estamos en condiciones de hacer cosas útiles para la sociedad.

– ¿Qué te pareció la elección de autoridades?

– Las autoridades legislativas no fueron parte de la discusión entre el gobernador y el intendente Sáenz. Esto y es parte de la tradición del gobierno, siempre lo hizo así, de no meterse en el tema de la decisión de autoridades de las Cámaras. Tenemos un poder independiente, que tiene que darse su propio juego y no teníamos por qué intervenir en un tema que tenía que ser resuelto por los legisladores. Yo no me voy a poner a opinar de ese tema, lo que acordaron los legisladores fue votado por la mayoría, es lo que debe ser respetado.

Fuente: El Intra

0 comments on “Una Salta de pie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: