Nacional SP

El PJ se acomoda

El PJ afianza su unión para vencer a Macri en 2019, aunque no hay consenso sobre Cristina

Diputados nacionales de diferentes vertientes del justicialismo deliberaron ayer en Tucumán y marcaron sus reproches hacia el Gobierno nacional. Advirtieron que la política económica de la Rosada prioriza y fomenta el centralismo porteño.

El peronismo unificado eligió Tucumán para dar su tercer paso en la conformación de una alternativa al macrismo: diputados pejotistas, randazzistas y massistas se reunieron en la tercera jornada del “Encuentro por una Argentina Federal”, organizado por los miembros de la bancada Argentina Federal.

“Estamos convencidos de que el peronismo puede volver a ser gobierno. De este espacio político que construimos con diputados, senadores y gobernadores, con Sergio Massa y Florencio Randazzo, debe salir el candidato a presidente para sintetizar un proyecto político”, aseguró el salteño Pablo Kosiner, ante la aprobación de los diputados Pablo Yedlin, Marco Lavagna (ciudad de Buenos Aires), Martín Llaryora (Córdoba) y Graciela Camaño (provincia de Buenos Aires).

Casi una veintena de diputados nacionales, en su mayoría de la bancada Argentina Federal, participaron del mitin en el salón de actos de la Federación Económica de Tucumán (FET). Con críticas a la gestión de gobierno del presidente, Mauricio Macri, los miembros de las diferentes líneas del peronismo prometieron trabajar en conjunto para volver a ser gobierno en 2019.

Sin embargo, no hubo coincidencias cuando LA GACETA consultó respecto a la unificación dentro del PJ de Unidad Ciudadana, el espacio que comanda la senadora Cristina Fernández.

“El problema de este Gobierno es que deciden orientar la obra pública de manera discrecional a las zonas donde tiene más votantes o gobierna con más fuerza. La ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires no solamente recibieron más obra pública sino que las empresas de agua y energía son nacionales, entonces los tucumanos, jujeños, salteños y santafesinos pagamos parte de la infraestructura de agua y cloacas que hace (la empresa) AySA en Buenos Aires”, disparó Yedlin. El ex ministro de Salud durante la Gobernación de José Alperovich cargó contra la política económica nacional: “el Gobierno nacional está ahora en una encrucijada en lo económico. Anteayer (por el martes) en la reunión biparlamentaria con (Nicolás) Dujovne, le hicimos muchas preguntas y no compartimos el diagnóstico. Ellos dicen que el país venía muy bien, entró en una etapa de turbulencia y luego volverá al crecimiento que tenía. Nosotros no vemos ese crecimiento, el país debe mejorar el PBI con inversión y con consumo para generar trabajo”.

Kosiner, presidente del interbloque Argentina Federal, pidió centrar la construcción política en un proyecto en común. “Estamos en un proceso claro de construcción política con otros espacios del peronismo, hacia donde creemos que tenemos que ir. Lo primero que tenemos que asumir es saber de dónde venimos: venimos de tres derrotas consecutivas en el plano nacional. Queremos volver a construir una opción política mayoritaria. No se ganan elecciones representando a una minoría”, dijo levantando la voz el salteño. Y agregó: “no apostaremos al fracaso del Gobierno para llegar con nuestro proyecto. Cuando fracasan los gobiernos los que la pasan mal son quienes menos tienen. Sería muy cruel buscar que se profundice un fracaso”.

Camaño, en cargos nacionales desde hace 25 años, apostó por la unificación del peronismo. “El país se ha convertido en esta rueca infame que cada vez que pega un cimbronazo deja tantos argentinos afuera. Cimbronazos en el carro donde se caen las personas y quedan a la vera del camino. Fomentamos generaciones de excluidos, de pobres, sin oportunidades ni posibilidades del trabajo”, disparó. Y agregó: “también somos responsables de que los sectores más acomodados y poderosos de la sociedad porteña hoy nos estén gobernando. Más que decir que ellos hacen todo mal, que son corruptos y transformamos el país en una timba financiera, digamos ‘qué hicimos mal nosotros’. La gente votó a un presidente que era un candidato procesado y un evasor consuetudinario. El centralismo porteño sólo responde a los intereses del poder”.

Llaryora, autor del proyecto de ley antitarifazo que fue vetado por Macri, cargó contra las inequidades en los subsidios. “No es una medida auspiciosa haber llegado al FMI. Tenemos que tener una mirada productiva, no financiera. Por eso ahora sólo se puede hacer plata con la timba financiera. Es fundamental reencaminar un modelo federal. No podemos financiar al distrito más rico de argentina. A noviembre del año pasado, los subsidios al transporte público de país fueron $ 70.000 millones. De ahí, $ 66.000 millones fueron para subsidiar el transporte en la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano. Y $ 4.000 millones para el resto del país. Pregunto, ¿hay subte en Lules? ¿hay subte en Córdoba?”, ironizó el cordobés.

Fuente: La Gaceta Salta

0 comments on “El PJ se acomoda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: