Provincial SP

Ideas

Carlos Parodi: “Es momento de hablar de ideas, proyectos y propuestas para Salta”
El exjefe de Gabinete de la Provincia participará de las elecciones y en principios sería precandidato a Gobernador.

Fue funcionario del Gobierno provincial durante 10 años y ahora, Carlos Parodi, espera presentarse en las elecciones y ocupar un cargo ejecutivo. El exjefe de Gabinete de Ministros de la Provincia presentó su renuncia y casi de manera automática anunció sus pretensiones de gobernar Salta. Sin embargo, explicó que este año son varios los dirigentes que anunciarán su candidatura, aunque “es el momento de hablar de ideas, proyectos y propuestas para Salta”.

En diálogo con El Intra, Carlos Parodi, quien además preside la fundación Imagina Salta, explicó sus pretensiones electorales, como así también habló de su trabajo dentro del Estado provincial, donde se desempeñó durante 10 años y las propuestas que impulsará desde una eventual candidatura a gobernador. Su relación con los intendentes y lo que falta hacer desde el Gobierno provincial.

¿Cómo surgió la idea de ser candidato?

“Hace poco más de un año, cuando yo renuncié después de estar 10 años en la gestión, surgió la idea. A nadie que no haya estado de forma consecutiva en cargos importantes como en los que me tocó trabajar a mí, no les genera que la vocación y las ganas de participar en un proceso electoral, pero entiendo también que estamos en un año donde se va a hablar mucho de candidaturas, no sé si este es el momento de nombres propios, desde mi punto de vista es un momento para hablar de ideas, proyectos y propuestas respecto de lo que esperamos para Salta. Este es un recorrido y hay caminar. Durante 10 años y este último año, ya fuera de la gestión, yo encuentro una provincia y salteños que tiene mucha expectativas, ganas de progresar, trabajar, empujar y creo que tenemos una Provincia que puede dar respuestas a todo tipo de necesidades, entonces ahí surge el planteo original que yo hice a fines del 2017”.

10 años acompañando a Urtubey en la función: ¿Qué cosas considera que falta hacer en Salta desde el Gobierno de la provincial?

“Creo que los 10 años de gestión, siempre hago referencia a que para correr, uno tiene que aprender a caminar. Hay que gatear, caminar y después se puede correr. Los niveles de desigualdad que existían en la provincia, y esto es literal, la posibilidad de acceso a servicios en el interior respecto de la Capital, hacían necesario una mirada hacia el interior. Eso es uno de los ejes sobre los que tuvieron sustento estos 10 años de gestión, estuvieron vinculados con tratar de achicar brechas e igualar para arriba. El segundo mandato, estuvo apuntado con garantizar derechos, accesos a servicios, el pase libre, que los chicos que van a la escuela tengan acceso a los manuales y a ampliar los servicios por parte de la Justicia. Esos 10 o 12 años de gestión de Urtubey, para mí culminan en una etapa y hay que empezar en una nueva etapa que desde mi punto de vista tiene 2 ejes fundamentales: educación y actividad productiva. Hay que hacer eje en la educación, hay que llevar adelante una reforma profunda del sistema educativo y para que nuestros jóvenes no se aburran en las escuelas, se entusiasmen con ir a la escuela, para que la educación esté vinculada con la posibilidad de una salida laboral y que efectivamente sea la puerta para una posterior salida laboral.

El segundo eje está vinculado con la actividad productiva. Es necesario que la Provincia pueda tener un banco de oportunidades, que les garantice créditos, porque tenemos personas que nunca accedieron a un crédito que recién se reciben, como aquel que no se recibe pero quiere acceder a un crédito para poder progresar y no tiene como hacerlo o donde recurrir. Los dos ejes fundamentales tienen que ser la educación y el área productiva”.

¿Cómo fue el trabajo de la gestión de Urtubey en materia de educación?

“Lo que se hizo durante 10 años fue una mirada de ampliar oferta educativa lo que significa que se crearon más de 100 colegios secundarios. Se comenzaron a dictar nivel terciario y superior en distintos municipios de departamentos en los que no existían formación en esos niveles, incluso se trabajó en conjunto con la Universidad Nacional para llevar oferta educativa a distintos lugares de la provincia. Eso vinculado con lo que es oferta. Ahora tenemos que tener una mirada vinculada con lo que es calidad educativa. Hay otros cambios que inexorablemente hay que hacer, pero si uno quiere llevar adelante desafíos, cambios de valores, principios y cambios culturales, la sociedad tiene que querer acompañar esos cambios.

Entonces, por ejemplo, nosotros desde la fundación Imagina planteamos que la educación sexual integral con perspectiva de género tiene que tener una mirada ya no transversal como lleva empleándose en la Argentina hace años, sino que tiene que ser una materia de un espacio específico. Ahora, plantear eso 5 años atrás, seguramente no hubiese tenido eco en la sociedad. Hoy los jóvenes son los que están pidiendo eso. En la última encuesta de las pruebas aprender, 8 de 10 jóvenes piden que pase eso, antes eso no sucedía porque los tiempos cambian, porque la sociedad va cambiando, porque las necesidades van evolucionando, entonces un desafío de este tipo que no da una respuesta técnica a un problema determinado, sino que incluye el cambio de valores y principios culturales. Esto requiere que la sociedad también acompañe y que sea en determinado tiempo. Estos son los tiempos para dar una discusión respecto de esto, de educación sexual integral, respecto de la formación educativa, de que exista efectivamente una vinculación de educación y la posibilidad de conseguirla”.

¿Cómo fue su relación con los intendentes cuando estuvo en la función pública y como es ahora?

“Yo tuve relación con todos, tuvimos dos gestiones y media en lo cual estuve con los que estaban antes, con los que fueron reelectos y los nuevos. Creo que tuve una relación cordial como debía de ser en mi relación de trabajo para con ellos. Hoy visito los municipios y en su mayoría con los intendentes tengo muy buena relación, quedó un vínculo de la gestión de trabajo, pero cuando yo voy en temas que son concretos, voy a plantear discusiones que por ahí son un aporte a los municipios. En algunos estamos trabajando con temas ambientales, en otros fuimos y dictamos cursos de capacitación a emprendedores o con los jóvenes que quieren llevar adelante deportes. Trabajamos con otra fundación que son especialistas en la temática. Entonces la vinculación está dada con que nosotros desde la fundación lo que tratamos de hacer es sumar. Si a ellos les sirve eso, va para adelante, pero a mí me preocupa otra relación, para mí la relación más importante es con la sociedad. Lo que quiero yo es brindarle una respuesta y tener un acercamiento para con la sociedad. Durante 10 años mi relación obligatoria necesariamente era con la política, con los distintos dirigentes, con los intendentes y aproveche este año y medio, para tener vínculo con los ciudadanos, hablar con ellos, ver cuáles son sus problemas, necesidades y a partir ahí, es donde surge mucho de lo que uno quiere llevar adelante”.

Mucho tenían un concepto que usted era muy enérgico, muy recto en muchas cosas y tenía una imagen mucho más dura: ¿Qué opina al respecto?

“Lo que pasa es que a veces se confunde la persona con el rol, entonces son cosas distintas. Uno cumple un rol y mi rol era ser Ministro de Economía y después Jefe de Gabinete. No hay cargo más odioso que el de Ministro de Economía, ya que siempre se dicen muchas cosas, porque a veces básicamente hay cosas que están presupuestadas y después uno tiene que decir que no, porque las necesidades son infinitas y los recursos son limitados. Con la jefatura de Gabinete el rol era distinto, era desde otro lado, incluso con atención ciudadana nosotros visitamos la totalidad de los municipios acercándonos a los ciudadanos, pero a veces se confundía, alguien tiene una mirada y mezcla el rol con la persona, entonces es probable que se enojen con quien cumple ese rol. Atrás del rol, existe una persona que tiene una visión y una mirada respecto de lo que necesita la provincia y que a veces en el rol de funcionario, tiene que decir no a determinadas cosas”.

Si decide ser precandidato a gobernador, ¿será dentro de Alternativa Federal?

“Sí. La definición seguramente sobre lo que va a pasar, se va a dar dentro del espacio. Yo pertenezco a un determinado lugar y ahí me gusta estar, entonces el espacio donde yo estoy es Alternativa Federal, así que ahí seguramente se va a dirimir quienes son los candidatos. Veo eso más cercano a principios de abril que en otro momento. Son momentos para desarrollar, elaborar propuestas e ideas que sean lo mejor para Salta en una nueva etapa que va a comenzar a partir de diciembre de este año”.

Fue el primero en anunciar que quiere gobernar Salta, ¿eso lo benefició o lo perjudicó?

“Ni una ni la otra, yo lo manifesté porque me parecía genuino el expresar mi decisión en su momento, que obviamente es una decisión estrictamente personal. Pero al transitar el año pasado, que no fue electoral, no se habló mucho de candidaturas. Ahora recién este año se va a hablar de nombres propios, pero me parece que en el medio hay cosas más importantes. Son más importantes las ideas y los proyectos que los nombres, entonces eso termina siendo después parte de una coyuntura, porque también hay que ver cuál es el perfil del candidato que quiere la sociedad, pero eso habrá que evaluarlo cuando corresponda. Me parece que todavía estamos lejos de una fecha de definición, me parece más importante trabajar sobre otras cuestiones en este momento y eso es lo que está haciendo nuestra fundación.

La fundación nos permitió tener tiempo para poder evaluar, hablar con la gente, con los vecinos de distintos lugares de la provincia, detectar cuáles son las demandas, las necesidades y ver en virtud de la experiencia, qué se puede hacer. Después se terminan prometiendo cosas y si hay algo que me parece y es mi sensación que debe haber aprendido nuestra sociedad, es que las promesas fáciles, después cuando uno se genera expectativas con eso y no se pueden cumplir, son un golpazo enorme y le pasó al Gobierno nacional con la inflación”.

¿Cómo nació la fundación Imagina y que actividades se han hecho?

“Yo quería encontrar un espacio y un lugar donde pueda volcar mi vocación, la vocación que uno va adquiriendo y teniendo en el ejercicio de funciones en el ámbito público, que es simple y sencilla de manifestar, uno quiere el mayor progreso para los salteños, que estén mejor, que puedan progresar, que cambien su auto, su casa y que tengan un mejor trabajo. Hoy estamos en otro lugar donde hay que tratar de conseguir que la gente tenga trabajo, ya está muy difícil pensar en un nuevo trabajo porque la gente está perdiendo empleo, ya la gente no piensa en cambiar la casa ni el auto, pero uno pretende el nivel de progreso social en todos los salteños.

Entonces, la fundación surge como una idea de un espacio donde se pueda pensar, se pueda trabajar y desarrollar política, para que eso se pueda realizar. En el transitar, nosotros evaluando y hablando con la gente, empezamos detectar demandas y necesidades de distintos lugares y sobre eso también, en la medida que se estudia, con la fundación fuimos a dictar cursos de capacitación y talleres. Uno de ellos, por ejemplo, es de educación sexual integral, donde encontramos que los jóvenes están interesados, siempre trabajando con voluntarios profesionales que se implicaron y querían aportar de forma desinteresada sus conocimientos para transmitirlos. Trabajamos con otras fundaciones que dictan capacitación vinculadas con el deporte. También desarrollamos proyectos vinculados con lo que son propuestas políticas, el desarrollo de políticas públicas, algunas estrategias y veremos después quien las puede implementar, sino nosotros vamos a apoyar a quien la sociedad elija para gobernar el destino de la Provincia y le brindaremos lo que estudiamos nosotros desde la fundación, porque en definitiva, después de lograr eso y más allá de a quien le toca desempeñarse, no solo tiene que ser de un espacio de poder. La fundación no es un espacio de poder y sin embargo nosotros hemos logrado colaborar y ayudar a mucha gente”.

¿Cree que en este cuarto año de Macri puede llegar a cambiar algo y acercarse a alguna de las promesas que hizo cuando asumió?

“Me cuesta, porque no vislumbro que tenga nivel de sensibilidad para entender lo que está pasando en la sociedad. Uno ve la sociedad desesperada, que les cuesta llegar a fin de mes y asumir sus compromisos. Los que tienen empresas que son el gran motor de la Argentina, están ahogados y cuando están así, necesitan que alguien les tire una mano y esa mano se la tiene que tender el Estado nacional, a través del AFIP tiene que hacer un impass y permitir que puedan sacar la cabeza y nada de eso se observa. Un impass en los servicios, la sensación es apuremos todo ahora que dentro de 6 meses se van a olvidar y nadie se olvida, porque a fin de mes llegan las boletas, entonces la verdad es que a mí me cuesta entender cómo se implementan y llevan adelante las acciones por parte del Gobierno nacional. Yo las veo cargadas de falta de sensibilidad para lo que está viviendo la economía real, entonces hoy los principales problemas de los salteños y argentinos, es que el 50% mínimamente está vinculado con la economía, pérdida de empleo e inflación. Uno ve todos los días empresas que están cerrando, que entran en concurso, que no pueden pagar las tasas que son imposibles de acceder, entonces no va a haber inversión, hay pérdidas de puestos de trabajo, la inflación va a seguir trepando por consecuencia de las decisiones que van tomando. El salario, por ejemplo, da la sensación que ningún aumento salarial va a acompañar el poder de la inflación con lo cual no va a haber poder adquisitivo en la gente. No veo que esto vaya a cambiar mágicamente en 6 meses, porque esto aun estando en gestión, uno observaba y ve que esas cosas eran difíciles de comprender”.

Si el gobernador Urtubey llega a ser presidente, ¿va a ser factible mantener el nivel que hoy tiene la Provincia?

“La Provincia de Salta tiene que empezar a tener una discusión enorme en la Argentina relacionada a la falta de federalismo. ¿Por qué entusiasma la candidatura de Urtubey?, porque es un conocedor de esa realidad. Si hay algo que no tiene federalismo es el Gobierno nacional, no lo tiene en materia de recolección de recursos porque un salteño recibe la mitad de lo que recibe un ciudadano de San Luis en materia de coparticipación y tampoco lo es en materia productiva, no hay un desarrollo estratégico y productivo que beneficie a las provincias del NOA y el NEA, entonces no hay federalismo.

Si nosotros mañana quisiéramos ser la república de Salta no lo podríamos ser porque necesitamos de la plata del resto de las provincias de la Argentina, entonces Salta tiene que superar esa discusión. Entusiasma la candidatura de Urtubey, porque sabemos que él es conocedor de eso, entonces a quien le toque ser Gobernador, va a tener que llevar ese desafío, esa discusión a sea quien fuera el Presidente, porque si bien Salta puede llevar adelante estrategias y soluciones, hay muchas cuestiones que yo creo que empiezan una nueva etapa y creo que hay muchas cuestiones que se tiene que llevar adelante y que no necesariamente es plata, sino decisiones de estrategia.

Yo planteo una formación y reforma educativa y eso no es plata, son decisiones que se tienen que tomar y la sociedad en su conjunto tiene que acompañar para ese conjunto de decisiones. Ahora, hay otras discusiones que si hay que llevarlas adelante en otros ámbitos”.

Hoy la mujer tiene protagonismo en la política salteña, ¿qué rol tendrá si usted llega a ser Gobernador?

“A mí me parece claramente que es así, me parece que así debe de ser. Creo que la participación no es tratar de contar cuantas mujeres están en los primeros cargos, sino que la mujer es importante, porque termina siempre haciendo un aporte, tienen mucho criterio para acompañar en la toma de decisiones. Entonces el rol tiene que ser protagónico, no tengo dudas. En la fundación hay muchas mujeres que aportan y colaboran, tengo mi programa de radio que lo trabajo con una mujer, entonces creo que aportan y mucho. No va por la cantidad, desde cualquier lugar la mujer lo puede hacer al aporte en el cargo en el que esté. Me parece también que sería importante que cuando se lleven adelante y se planteen fórmulas para gobernador y vice, que sean conformadas por un varón y una mujer”.

Fuente: El Intra

0 comments on “Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: