Provincial SP

La marcha de Miguel

Después del desalentador escenario para el PJ post elecciones, el vicegobernador le ha dado un giro progresista con alto nivel en lo social a su nueva plataforma y en consecuencia ha mejorado su imagen en los últimos meses. Su empática imagen le ha permitido una importante penetración en los barrios y en el interior de la provincia donde trabaja fuertemente para recuperar la centralidad e iniciativa política. Sin embargo la dinámica de la geopolítica local y la interacción con otros actores determinarán su futuro de cara a las próximas elecciones

Después del “invierno nuclear” sufrido por el Justicialismo a nivel país y en el ámbito local, pareciera que uno solo supo salir del microclima causado por la “onda amarilla”: Miguel Ángel Isa. El resto se quedó pegado al relato de la “lluvia de inversiones” junto al concepto de “pobreza cero” al son de la música de Gilda, quien se debe estar retorciendo en su tumba al saber que utilizaron su canción como “soundtrack” del desatino.

Corría agosto de 2017 y el macrismo vivía su época más dorada de la mano de María Eugenia Vidal y un ignoto Esteban Bullrich, quien le ganaba ajustadamente a Cristina. Mientras en Salta, el candidato de Mauricio Macri, el periodista Martin Grande se alzaba con el 18.56 % de los votos y desde la sede de Cambiemos les decía a sus acólitos en forma de arenga: “Si se puede, si se puede”.

Pero la algarabía no duraría mucho. Menos de un año después –el 19 de abril de 2018– el flamante diputado macrista pedía “acostumbrarse a ahorrar”. Algo pasó en el medio y el país entero perdió la confianza en un gobierno que erró en todas las medidas, al punto de llegar a recurrir a un salvataje bajo las “polleras” del FMI.

Mientras tanto en el PJ local ni siquiera quedaban resquicios de una impronta que los sacara de la fosa en la que estaban empantanados. Con apenas un 5% de intención de votos, nadie se atrevía a proponer una salida medianamente viable para un partido que ya tiene más de 70 años desde que el General Perón creó las bases de una verdadera doctrina llamada Justicialismo.

Reiniciando…

Como primer eje de la reinvención está presente la necesidad de explotar su empatía con el público. Ventaja que el vicegobernador tiene sobre cualquier posible candidato en el ámbito local. Su penetración en los barrios y su cercanía a las clases más relegadas, heredada de sus épocas como intendente capitalino es notable.

Caminar la calle como un hijo más de vecino es un lujo que pocos políticos pueden darse. El 6 de diciembre de 2016 en la avenida del Bicentenario de la Batalla de Salta, en Tres Cerritos, Sergio “Cuchi” Ramos molió a puñetazos a Martin Grande y fue condenado a un año y ocho meses de prisión en suspenso por el ataque. Y eso que el periodista ni llegó a bajarse de su automóvil.

Sobre éste andamiaje de popularidad sentó las bases del abordaje político territorial, dotando a su equipo de actores de diversos ámbitos sociales y culturales. Los resultados están a la vista. En las villas y periferias parece uno más, en medio de una semiótica urbana que le es bastante favorable.

En cuanto al interior de la provincia el interjuego con los intendentes es otro de los atributos que Isa le sumó al abordaje político territorial. Hace poco estuvo con el intendente de Rio Piedra, Gustavo Dantur. Por cierto parajes a los que sus adversarios políticos no llegarían ni con la ayuda del Google Maps.

La tracción a nivel nacional es otro punto vital en su proyección mediante intendentes amigos de la FAM, gobernadores, dirigentes sociales y sindicales. “Jugadores” que son fundamentales a la hora de los bifes, cuando la carrera hacia las elecciones ya lleva cierto desgaste para todos los bandos.

Además de las menciones desde importantes medios nacionales como Clarín. Según una nota fechada el 19/06/2018, titulada “Los gobernadores se ponen más duros con Macri y se preparan para una pulseada dura por el ajuste”. Allí se lo menciona en un párrafo como el vice gobernador de Salta Miguel Isa, agregó dureza. “No vislumbro un buen porvenir en Argentina si son reelectos”, dijo el número dos de Urtubey.

De esta manera deja bien en claro que el rumbo económico y las políticas desacertadas de Macri no fueron comulgadas por él, jamás; como sí lo fueron por sus adversarios políticos en el nivel local, tal el caso de Gustavo Sáenz, Martin Grande y hasta el radical Miguel Nanni.

¿Y los pozos?

Según una columna de opinión de El Intra, donde se hace una encendida defensa del funcionario Pino Paz Posse, a cargo de la fina pluma del escritor José de Álzaga, quien describe que las calles habían quedado “en estado lunar”, después de las administraciones de Miguel Isa.

Como consecuencia de esto el actual intendente Gustavo Sáenz se abocó a un febril bacheo. Pero la tarea no resultó nada fácil y si bien una reducida parte de la ciudad fue “saneada” del infortunio de circular en medio de los baches, claro está que Sáenz va a necesitar otra intendencia completa solo para dejar la ciudad en las condiciones idílicas que se le exigían a su antecesor.

En palabras más llanas el tema del bacheo no es moco de pavo, y el actual intendente lo comprendió acabadamente. Es justo decir que se realizó bacheo en el micro centro y en algunos barrios, pero la tarea es faraónica y está muy lejos de terminar.

Reconfigurando

A pesar de que los números sean halagüeños en las últimas encuestas para Isa, en política no está todo dicho y como reza un viejo axioma americano “la pelea no termina hasta que se termina”. Ergo, no alcanza con rearmar la tropa, aprovechar el desastre macrista y sentarse a contar las ganancias. Se trata de reconfigurar un proyecto que no esté basado solo en relatos progresistas o peor aún, trabajar solo para ganar elecciones mediante ese pecado llamado populismo.

Son muchos los “players” y demasiadas las decisiones que se deben tomar de cara a lo que va a venir, en un terreno político donde aún deben suceder una serie de eventos futuros. Uno de ellos es la suerte que pueda correr Juan Manuel Urtubey de cara a las elecciones presidenciales y sus aspiraciones con respecto a comandar el ejecutivo nacional; también el resto de los peronistas, donde queda aún un residual importante del kirchnerismo, quienes esperan a ver la tracción cristinista y como les afecta.

De todos modos y metafóricamente llevándolo al deporte de los fierros, el “monoplaza” de Miguel Isa viene marcando buenos tiempos en la “qualy”; la “planta motriz” tiene notables mejorías y el concepto de “durabilidad” hasta el final de la carrera es más que confiable. Pero aún falta ver si llega en condiciones óptimas y sobre todo al lugar más alto del podio.

Fuente: Muy Crítico

0 comments on “La marcha de Miguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: